sábado, 4 de octubre de 2014

Retos

Estoy en periodo de revisión a la baja, pero tengo que conseguir logros. No he abandonado la saga de los Saloppe; la familia que espía las intimidades de los “hacedores/as” del Estado francés desde el acceso al poder de Richelieu hasta la II República. Lo tengo y hasta incluso he escrito  los primeros borradores de tres capítulos. El 21 es el tope máximo de presentación para un concurso de una editorial que me parece interesante. No me queda tiempo para escribir la primera novela de la saga, tampoco mi situación es la ideal.
He escrito ya los borradores de los dos primeros capítulos de una novela corta que debe alcanzar, al menos, 40 páginas para poder presentarla al concurso. La tengo en mente y avanzo, pero tan lentamente que temo no llegar al mínimo de páginas para el 21.

Tendré que rebajar mis retos. Lo importante es tenerlos y mantenerlos. Hoy he logrado terminar el borrador del segundo capítulo y encontrar nuevas perspectivas para mañana y escribir esta entrada, pese a la negrura que veía en gran parte del día.