domingo, 15 de marzo de 2015

Muchas gracias, Guaxara

Has dado otro pasito palante al poner el comentario “Al fin el árbol ha dado sus frutos! Felicidades!!” en:


Ya ves, se me cae la babita. Nos quedan muchas cosas pendientes de aquellos debates que teníamos antes de convertirte en madre de familia numerosa y de que te  trasladaras a la zona fría USA. Ahora eres ama de casa, curras y tienes que palear nieve; ya no eres aquella alumna que se matriculaba siempre en mis optativas, que cambiaban cada curso. Hicimos muchas cosas  en Canarias, pero siempre dejábamos flecos en los debates, no por pudor o por desidia, sino simplemente por complejidad. Organizamos algunas Mesas redondas sobre gobernanza local ciudadana en Europa, África y América Latina y conocimos a gente del mundo mundial, “guapa” o menos “guapa”, pero que rellenaba dignamente el cartel.
¿Por qué pongo mi mensaje a Guaxara en el blog?
Muy simple, porque el mensaje ha supuesto para mí como si una estrella hubiera caído en mi jardín marchito; comenzaba a resignarme a la ausencia de comentarios y a temer que la luz de la primera presentación de la novela se apagara. Uno ya tiene callo suficiente para mantener un blog en monólogo. Lo hago, porque tengo seguidores que siempre están “ahí” y lo agradezco.
El entusiasta comentario de Guaxara en la Web de Villaviciosa hermosa,  es un testimonio de que esa presentación ha sido “visionada”, con entusiasmo,  en Usa. Había tenido otros testimonios provenientes de otros lugares, en mi buzón privado, pero no es lo mismo el gesto de Guaxara, que ha tenido que sacar tiempo, cuando no lo tiene para continuar el debate que tenemos pendiente, por no decir para sí misma.
Gracias, Guaxara, me has dado esperanza en que germine algo ¿Po qué un árbol? Me conformaría con un brote.