sábado, 21 de marzo de 2015

Volver

El blog no ha tenido visita alguna en todo el domingo, ¡Ojala sea porque los visitantes estén en “La Marcha por la dignidad” o en cualquier actividad relacionada con nuestro derecho a participar en las tomas de decisiones que nos afectan!; el caso es que hoy no ha venido nadie, pero yo sí. Al principio pensaba en “Volver” cantado por Gardel.
Nostalgias, miedos…, pero decisión.  Después me he decido por algo más optimista: hoy he publicado un artículo en los tres medios que me publican, os invito a leerlo en cualquiera de ellos, es muy corto:
Es algo ¿No? Cierto que en el tango, Gardel no tira la toalla y tampoco emite gemidos, pero lleva una tristeza crónica. Lo hace muy bien, y, de vez en cuando escucho sus canciones, como las de Piaf, por dar algún ejemplo. No es eso lo que quiero transmitir en esta entrada. No puedo quejarme de autismo, porque he escrito y me han publicado el artículo. Tampoco puedo pasar por alto la tristeza que me produce la ausencia de visitas y la escasez de comentarios, pero tengo que volver…  Aún no sé muy bien cómo, pero estoy dispuesto a hacerlo.
Os cuento que estoy atascado en mi cuarta novela y que aún no he encontrado formas de promoción de las precedentes, pero bueno, aquí estoy para lo que haga falta. Gracias por la visita.