miércoles, 27 de mayo de 2015

No line on the Horizon

Hace falta valor para conocer a la chica que nos canta U2. Yo necesito algo a lo que me pueda agarrar. Tengo, últimamente, pesadillas que me arrastran a la angustia de estar sumergido en una inmensidad que no puedo asimilar; estoy completamente perdido, aunque aún no “a la deriva”.
Me agarro a mis “pasitos”: mantener la audiencia de este blog y escribir un artículo de opinión y un capítulo de mi quinta novela cada semana; pero, hasta el momento, no tengo otra alternativa que escuchar lo que oculta la caracola de la chica; porque no hay sino indicios: se mantienen las visitas al blog y los medios con los que colaboro publican mis artículos. Claro que es algo y aprovecho la ocasión para reiterar mi agradecimiento. Pero, en mis pesadillas, mis cuatro novelas terminadas se transforman en globos que se pierden entre nubarrones.
Es difícil explicar una pesadilla, pero siempre me encuentro sin “caracola” y en efecto, la ausencia de comentarios es una dura condena. No pido la luna; me bastaría con encontrar informaciones que me permitieran orientarme para la publicación de mi cuarta novela; como ya os he indicado, he recibido muy buenas valoraciones de editoriales y propuestas que no veo claras. Estoy convencido, sin embargo, de que mi editor existe, no busco sino mis lectores y asumo que los escritores participemos en gastos y en la promoción. Lo único que pido es honestidad, proyecto y complicidad.
Mi escritura está al alcance de quien me la solicite y en mi quinta novela he tenido el valor de ofreceros los primeros borradores, tan lejos, siempre, de la redacción definitiva. Claro que también me agarro a vosotros, porque mi promesa de capítulo por semana me obliga a continuar, cuando hasta ahora no había hecho sino intentos de recomenzar.

Puedes ayudarme a encontrar faros de muchas maneras, por supuesto, ayudándome a encontrar editor, pero también con un comentario, un “me gusta o un RT..