lunes, 15 de junio de 2015

Mi artículo de hoy

La ciudad de Dios

Pese a los resultados de las Locales españolas del 24 de mayo y a la constitución de los nuevos ayuntamiento el pasado sábado, los poderosos de esta tierra y algún torero , siguen clamando los horrores que atribuía S Agustín al mal uso del libre albedrío concedido por Dios a los humanos. No es un simple anacronismo y la desactivación de este peligroso artefacto debe estar entre nuestros objetivos prioritarios.

Sorprende  que S Agustín considerara que la descomposición del imperio romano surgiera del mal uso  del libre albedrío, puesto que Teodosio proclamó el cristianismo como religión oficial del imperio romano en 380, en vida del filósofo, y el poder de los emperadores emanaba de Dios. Las desgracias que vivieron los contemporáneos del santo provenían de la corrupción, de la arrogancia y del  origen divino del poder.
Sin embargo, la aplicación actual de la doctrina por el gobierno, el partido del mismo, el FMI y una larga lista que incluye a Ortega Cano, parece estar teniendo efecto, a juzgar por los resultados del barómetro de junio, elaborado por Celeste tel y publicado por “El Diario.es” de este lunes. Los partidos de Dios-PP y PSOE- serían la opción de 5,2% más de votantes de los que obtuvieron el 24 de mayo y entre ambos alcanzarían el 57,3%.
Los arrepentidos siquiera han esperado a la constitución de los nuevos poderes, solamente el miedo que han logrado inyectar los “agentes” de la “voluntad divina” explica el cambio.