miércoles, 19 de agosto de 2015

Discontinuo e inacabado

He tenido el privilegio de asistir a clases de Derrida, pero no tengo intención de adentrarme en teorías literarias; me quedo con la perspectiva indicada en el título. Caminitos es un intento, aún no sé si frustrado y, desde luego, por el momento, un simple borrador.
Los personajes narran a su manera y el lector puede sentirse perdido, sobre todo cuando el “inacabado” rompe con las reglas clásicas de la narrativa: exposición, desarrollo y desenlace. Puede ocurrir así, y soy consciente del riesgo, sobre todo en el caso de un autor que no ha encontrado aún sus lectores.
No se aun lo que haré con el intento. Hay momentos en que me parece salvable, pero, en cualquier caso, no ahora; demasiado doloroso.
Al margen del futuro del mismo; me siento muy satisfecho de haberlo llevado a cabo. Me he sometido a una disciplina que me ha dado “vidilla” y que me ha permitido expresar lo que yo veo que hay, a través de personajes y de situaciones que he vivido y tratado durante la escritura.

Agradezco mucho las apreciaciones que me habéis dado algunos. Me habéis ayudado mucho.