viernes, 28 de agosto de 2015

Mi artículo de hoy




¡Las cuentas claras!


En esta larguísima campaña de las Generales, que incluye el caso griego, la corrupción, la afluencia de inmigración y la amenaza del terrorismo o de la sostenibilidad de las pensiones,  no podemos permitirnos la obscuridad de cuentas que denota la confrontación en los partidos hasta ahora del poder,  sobre deuda y disponible que han legado las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos  del PP a sus adversarios políticos. 
Poca luz podemos esperar si los poderosos nos describen un espectáculo tan desesperante: los del PSOE denuncian que sus arcas estaban vacías, que los presupuestos han sido violados, que han encontrado irregularidades y una deuda impagable…
La señora Cospedal  se limita a responder que “ellos” lo hicieron peor y que ahora gritan para tener excusa ante el incumplimiento de sus fanfarronadas.
Ninguno de los dos parece conocer instrumentos para que las cuentas queden bien claras, pese a la Ley de la Transparencia y al escenario dramático en el que se inscribe esta escena.
Los poderes emergentes asumen esta deficiencia y buscan alternativas fuera de las instituciones; el Ayuntamiento de Madrid anuncia una auditoria ciudadana y se le ha vuelto a acusar de intento de sovietización. Estamos en precampaña.

Hay iniciativas que ilusionan, como es el caso de los Observatorios Ciudadanos Municipales. Lo importante es que nuestro objetivo prioritario sea el de tener las cuentas claras y el mostrar a los partidos del poder y a las instituciones que podemos hacer una gestión ciudadana. Nosotros también estamos en la precampaña.