miércoles, 28 de octubre de 2015

A cabalgar

Mañana me voy a Cádiz y me quedaré hasta abril. Tengo muchas esperanzas de poderme integrar, puesto que el Ayuntamiento ha respondido a mi oferta de voluntariado y tendremos, en breve, una reunión para perfilar mi labor. Mi oferta triple: difundir las buenas prácticas de gobernanza y participar en desenterrar la Ilustración de Cádiz y en promocionar la emergencia de una “movida” de poderes emergentes.
Espero, además, avanzar en mi novela, en la que estoy trabajando mucho más lentamente de lo que debiera; hay muchos intereses en el asunto de la sucesión de Carlos II y muchos escándalos de especulación que pone en peligro la subsistencias, también aparece el papel moneda y Law, el banquero de regente y el trompazo que siguió a la época en que Paris era el centro de la especulación de Europa. Todo es muy complejo y una cosa que tengo muy clara es que no hay que agobiar al lector, tengo que buscar una forma de contar y tengo una idea, pero no he conseguido aún que encaje todo.