viernes, 4 de diciembre de 2015

Mi artículo de hoy

La esquizofrenia de la opinión


Los datos de las últimas encuestas de opinión ofrecen síntomas de una sociedad enferma; precisamente cuando necesitaría estar más sana, para elegir los gestores de la que tenemos y la que nos esperas, como ocurre, respectivamente con las Regionales francesas y las Generales españolas, ambas este diciembre.


A su llegada al  Elíseo, .junio de 2012, 55% de los franceses daba su confianza a François Hollande para resolver los problemas que confronta la actualidad, pero el idilio fue muy breve, puesto que los resultados obtenidos por las encuestas de opinión, muestran que la mayoría de los franceses retiraba su confianza al presidente desde octubre del mismo año y esa mayoría no ha cesado de crecer, haciendo de Hollande, el presidente que inspiraba menos confianza, en el V República Francesa. Ha llegado, a alcanzar un rechazo de 85% en noviembre de 20014. A raíz de los atentados contra Charly Hebdo, los franceses han recuperado confianza en su presidente, la tasa ha subido 20 puntos con los últimos atentados  y  aunque la desconfianza que inspira es grande, ha dejado de ser el presidente más rechazado para ser, junto a Chirac, el que ha logrado un mayor aumento de tasa de aceptación de la V República.
¿Qué está pasando?;  nada. Las mismas encuestas TNS Sofres , no encuentran rasgos de este efecto en las perspectivas de voto de las elecciones Regionales de diciembre; el partido del presidente las perdería. Igual que antes.
El caso de Rajoy es el reverso; los españoles no le damos confianza, en todo caso le damos menos que a sus rivales, sin embargo, el partido de éste será, según las encuestas, el partido más votado en las próximas Generales.

Algo va mal y el horno no está para bollos. No se puede confiar el gobierno en alguien que no tiene nuestra confianza con la que nos está cayendo. Un bombardeo y un estado de emergencia no resuelven el problema que nos amenaza; la experiencia nos muestra lo contrario.