jueves, 17 de diciembre de 2015

Mi artículo de hoy

El puñetazo de Rajoy


La víctima ha expresado su petición de que la agresión no repercuta en la campaña, pero desde que su produjo la misma, la noticia y  los comentarios están impactando en los medios de comunicación y en las redes sociales. La petición del presidente en funciones es coherente con su papel  institucional. Lo que no es de ley,  es que el candidato del gobierno aproveche la circunstancia para atraerse votos, como está ocurriendo en todos los programas y especialmente en el de Ana Rosa de este jueves.
Es posible que una gran parte del tirón de esta noticia sea justificada; la agresión es noticiable. También es comprensible  la repercusión de la petición del presidente en funciones. El resto me parece descarado, juego sucio y chapuza.

Al PP le está viniendo muy bien la agresión que sufrió su candidato en los últimos días de la campaña; resultan  menos visibles sus miserias, como es el caso de la negativa a retirarse de la candidatura de Gómez de la Sena, que afecta a Rajoy, como indicaba en mi artículo “La campaña está servida”, publicado en este mismo medio.  También se refuerzan las opiniones del PP sobre la gravedad de  las acusaciones de corrupción del candidato y del partido del gobierno, pronunciadas por Pedro Sánchez en el único debate de la campaña en que ha participado Rajoy. Se ha visto en las redes sociales claramente una relación causa efecto y en todo se insinúa que así es. Incluso era notorio, en los programas de este miércoles, cuando se preguntaba la opinión sobre la agresión,  al candidato del PSOE. Había, claramente, un interés especial y morboso. Finalmente, se está plasmando un escenario sobre los peligros de los “extremismos”, incluso el de Pedro Sánchez, ya ven ustedes…