miércoles, 20 de enero de 2016

Nuestra cita de los miércoles

No sé a qué pinta hoy; tendré que descubrirlo y, desde luego, no quedarme pasmadote, a la espera. Me agarro a vuestra cita y no lo hago por mero compromiso, no;  es una manera de involucrarme, o más bien de ser consciente de que lo estoy haciendo y de que no lo veo porque me estoy dejando arrastrar por la “depre”, pese a que el sol luce y que no sopla el viento.
No cambiarán los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Villaviciosa, seguirán sin comprender que su función es la resolución de problemas ciudadanos y  que lo primero que tienen que confrontar  es la endeblez de sus presupuestos frente a la cada vez mayor demanda de rescate ciudadano. Ese servicio responde a mi petición de ayudar a una señora amenazada de desahucio por impago de renta, que está desesperada, que no tienen nada que ofrecer por el momento, cuando se produzca el desahucio, por el contrario, existe un fondo de ayuda. Bueno, yo lo he resuelto, por el momento; he hecho lo que estos servicios deberían hacer: mediar entre las partes. Ambas tienen dificultades para gestionar sus escasos recursos y el todo ha sido pactar una cantidad semanal para pagar la deuda y el abono de los meses sucesivos, ha bastado con negociar; la propietaria sabe que un desahucio es caro y largo, y los otros han aceptado recortes que les permitan cumplir su compromiso.
No me ha costado gran esfuerzo porque comprendo a las partes y porque éstas han confiado en mí. El ayuntamiento se ahorrará las ayudas a desahuciados y todas las partes han salido ganando. Yo me he sentido muy involucrado en la historia y estoy satisfecho de unos resultados que me liberan.
Falta mucho para que esta sociedad aplique los principios que proclama o cuando menos para que no se nos tome por zombis a quienes lo reclamamos, tendremos que gritar más para que se nos escuche, en vez de caer en la depre.

Lo último ocurre porque me estoy fijando más de la cuenta en lo negativo, porque no he prestado atención al sol, a mis pasitos y a mi disponibilidad para colaborar en la resolución de problemas.