Radio de los 60s

viernes, 19 de febrero de 2016

Mi artículo de hoy

El Brexit

Tema cansino que vulnera el Proyecto Común y que minimiza las urgencias.

Se supone que este viernes debe decidir la UE las nuevas concesiones a un Reino Unido que quiere irse. El tema resulta cansino y sobre todo inoportuno, dadas las urgencias a las que el Organismo comunitario  está, peligrosamente, dando largas. Me preocupa, porque las pretensiones de Cameron destruyen la esencia del proyecto común y porque nuestros representantes están ocupando el tiempo que debían  dedicar a responder a las mencionadas urgencias, a mantener el socio.
Me consuela la entrevista al Secretario de Estado italiano para los Asuntos Europeos, Sandro Gozi,  publicada por “Libération” del viernes. El medio añade de su cosecha que el primer ministro italiano, Matteo Renzi, quiere enmarcar el Brexit en el 60 aniversario del Tratado de Roma y en un planteamiento profundo del Proyecto común.
Al fin algo inteligente, aunque Sandro Gozi recomienda ceder a las presiones de Cameron: negar que el objetivo de la Unión es el de lograr la óptima integración-Ever close Union-, renunciar a derechos sociales de los ciudadanos europeos residentes en el Reino Unido, como algunos ejemplos de violaciones de principios de la UE. Pero, inmediatamente apela a una reunión de los Estados fundadores: Alemania, Bélgica, Francia, Holanda Italia y Luxemburgo, para encontrar las luces de los padres fundadores, para ver en qué se ha fallado, porque se ha fallado. También propone la reunión de los Estados del Euro, para un ejercicio similar. UK no está invitado. No forma parte de los Estados fundadores o de los del Euro.
UK, de hecho, no está en importantes proyectos comunitarios, como el espacio de libre circulación Schengen o en la unión económica y monetaria, tampoco ha ratificado la Carta de Derechos fundamentales de la UE y se ha retirado de 133 instrumentos de cooperación en dominios como la policía o la justicia penal.
Me hubiera gustado que las voces fueran más potentes y que fueran muchas más, pero me sirve de consuelo que se escuche una voz que insinué que esta mascarada puede servir para algo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario