Radio de los 60s

viernes, 29 de abril de 2016

Mi artículo de hoy

Algo va mal

Felizmente estoy en Medina Sidonia; aquí todo es fácil, excepto buscar pretextos para amargarnos. Estoy protegido para no dejarme deprimir ante el escenario que nos imprime  el mal llamado “cuarto poder”,  puesto que los medios que nos impactan están en manos del poder, y éste está empeñado en mostrarnos la mierda, como si ésta fuera inevitable y la única opción. Visto desde Medina Sidonia no es así.

Hace ya años que denuncio la presencia del “Discurso de la arrogancia”. Lo hice en “Rebelión”Pincha para leer y en mi primera novela Cowboy Fromm Brooklyn
 Pibcha para informarte , pero no tengo acceso al cuarto poder; podemos expresarnos, pero lo hacemos entre bastidores, en este medio y en otros. Apenas se nos ve.

Lo que considero el “discurso de la arrogancia” es lo que nos están dando: escándalos mala gobernanza y crimen, incluido el de Lesa Humanidad que imponemos a quienes buscan refugio en la UE. No es que el cuarto poder esté descubriendo la mierda para erradicar la misma. Es fácil comprobar que no se resuelve nada. Eso sí, se afirman los imperativos categóricos del poder, que son los que la producen. En el artículo y en la novela, documento esa estrategia desde la década de los 60s y que ha funcionado muy bien para los poderes, como lo demuestra el ascenso político de Reagan y el triunfo del neoliberalismo, pese al despertar ciudadano que se produjo en aquellos maravillosos años. Fue más fuerte el discurso de la arrogancia.
Es muy grave que en la precampaña a las Generales, cuando sufrimos la amargura del fracaso en la formación del nuevo gobierno de España, los recortes y las amenazas por el excesivo déficit, nos saquen tanta mierda, desatino e imperativos categóricos. Algo va mal. Los casos de los ERES y de la Gürtel, unos entre los múltiples ejemplos, llevan años sin que hayan sido reparados o aclarados, pese a la gravedad de las fechorías y a que sean causa de deuda, déficit y recortes la UE, el FMI y la finanza no ven que los recortes, la corrupción y la mala gobernanza son la causa del desvío presupuestario. Piden más recortes, cuando todo se arreglaría con la recuperación de lo defraudado y con mecanismos que nos protejan de los efectos de corrupción y mala gobernanza.
El caso de Mario Conde ilustra la provocación, ha sido detenido en unos días por traerse a España el dinero del que se acusó hace décadas de haber robado y expatriado. ¡Qué rapidez de una justicia que no ha sabido o querido actuar frente a los evasores descubiertos en el escándalo Panamá o en los innumerables casos de corrupción y mala gobernanza, que se acumulan!
Medina Sidonia ha estado gobernada durante una legislatura y lo que va de la actual por IU. Todo funciona, incluso el Ayuntamiento ha logrado un acuerdo con la Caixa que le permite ofrecer viviendas sociales por 70 euros mensuales. Es un ejemplo entre otros que hacen que aquí se minimicen los obstáculos. El cuarto poder no se interesa. ¡Qué casualidad! No es extraño que las encuestas de opinión vaticinen un gran peso en las futuras elecciones de los partidos del poder, los de las corrupciones y mala gobernanza que la justicia no acaba de corregir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario