Radio de los 60s

viernes, 3 de febrero de 2017

Mi artículo de hoy

La post-post modernidad

Las encuestas señalan a Emmanuel Macron, como el candidato que se confrontará a Marine Lepen en las próximas presidenciales francesas. Apenas era conocido cuando era ministro de Economía de Hollande.

Un ministro de Economía que fracasó en su proyecto de deslocalización laboral, que pasó desapercibido pese al revuelo que ha creado el proyecto de reforma laboral de Valls y al ferviente liberalismo del ministro.
De pronto, este personaje deja el gobierno, funda un partido: “En marcha”. Desde entonces es el personaje preferido de los “hacedores de opinión”; en los dos últimos años ha sido más citado por estos que conjuntamente: Jean-Luc Mélenchon, Arnaud Montebourg y Benoît Hamon.
Pero, aunque es un hombre de Rothschild, quien controla la gran media francesa, incluido “Libération” y tiene el apoyo de la socialdemocracia neoliberal, Benoît Hamon le está comiendo la tostada; según la encuesta Kantar Sofres publicada el pasado jueves, el candidato del PSF sube 14 puntos en esperanza de voto y alcanza 33%. Macron pierde un punto y se queda en 38%. También sube un punto Jean-Luc Mélenchon, que alcanza también el 33%.
¿Por qué siguen insistiendo los medios poderosos que Macron se confrontará a Marine Le Pen en la segunda vuelta de mayo si pueden unirse los votos de Hamon y Mélenchon en la primera vuelta y subir ambos su potencial?



No hay comentarios:

Publicar un comentario