sábado, 18 de marzo de 2017

Mi artículo de hoy

El avestruz

Mi padre nos advertía que el remedio de cubrirse, ante el peligro, la cabeza con las alas, era sucumbir. La carne y las plumas del avestruz ya están en el mercado.

Estamos desafiados por un sistema que permite que el gobierno desoiga a la mayoría parlamentaria y que la actualidad exhiba la impunidad del poder. Tenemos actualidad y cultura ciudadanas que “las alas” no nos dejan ver. Hay iniciativas de actualidad ciudadana, como es el caso de este medio y de otros, que se mantienen por obra del milagro de desprenderse de las plumas que tapan sus ojos.
Aún somos voces que clamamos en un desierto, pero aquí estamos y cada vez somos más; pero no hemos adquirido la eficacia que requiere el desafío. Tan grande es  que la actualidad se obstina en contarnos los costos y trapíchelas de los amoríos del jefe de Estado emérito, encadenando el pasado y el presente  del espionaje y de influencias en la opinión de l@s votantes.

Si unimos las fuerzas de l@s que queremos descubrir nuestros ojos, descubriremos, en primer lugar, que somos los suficientes para librar una batalla más eficaz de la que estamos librando.
Te pongo un ejemplo: tengo 1946 seguidor@s en twitter y algun@s me apoyan. Mi blog ha tenido 2091 visitas este último mes. Está bajando un poco, pero l@s visitantes son de alta fidelidad y del mundanal mundo.
He conseguido 1381 descargas de mi 6ª novela, a concurso por descargas gratuitas: https://freeditorial.com/es/books/catarsis
No está nada de mal en los tiempos que nos toca vivir; y te aseguro que esas descargas provienen del esfuerzo y del cariño. No está mal coger bolida. Pero tenemos que salir de la mera prédica en el desierto y podemos hacerlo; tenemos que crear las bases de una cultura ciudadana capaz de hacerse escuchar ante el griterío de la actualidad. Hoy, por ejemplo, me ha emocionado y esperanzado esta noticia:  http://www.lacasademitia.es/articulo/firmas/heroe-canario-no-felicitara-clavijo-eloy-cuadra/20170318073833065370.html Organicémonos para visibilizar eso y lo que nuestra causa necesita visibilizar. Lo mío es una anécdota, pero muestra hasta qué punto nuestros ojos están tapados por las plumas: es gratis; toma unos segundos. Ganar el premio significa que somos capaces de imponer una cultura ciudadana a la de los mercaderes. Seguidor@s, mencionad@s, amistades, conocid@s no disponen de unos segundos, tienen otras prioridades.

A eso voy, tenemos que racionalizar y ordenar las prioridades.