Radio de los 60s

jueves, 29 de junio de 2017

Mi artículo de hoy

El discurso del rey en dos frases

Reflexiones sobre el principio y el fin del discurso de Felipe VI

40 años después, la Corona reafirma aquí, ante los legítimos representantes de la soberanía nacional, su compromiso irrevocable con la democracia, con el entendimiento entre todos los españoles y con su convivencia en libertad.
Lo dice en un parlamento que ha reprobado tres ministros y un gobierno, cuyo partido está imputado en graves casos de corrupción e impone su santa voluntad en la Justicia,  que hace caso omiso .
Lo dice ante dos partidos del poder imputados en lo mismo y con una media del poder, cada vez más poderosa, manejada por ambos. Así se ganan elecciones en el postfranquismo.
Lo dice cuando el Congreso denuncia las prácticas de Montoro, se debate sobre un CETA que implica a una ciudadanía que no será consultada y que, para colmo, se mantiene en secretismo.
Lo dice cuando todos los indicadores muestran que cada vez somos más los pobres y que los ricos son cada vez más ricos.

La última frase es aún más desafortunada:

Y porque fuera de la ley, nos enseña la historia, solo hay arbitrariedad, imposición, inseguridad y, en último extremo, la negación misma de la libertad; pues como señala una antigua cita: "La libertad sigue siempre la misma suerte que las leyes: reina y perece con ellas".
Alguien tenía que haber recordado al monarca que es el jefe del Estado y que los partidos del poder, surgidos en el postfranquismo, mangonean la ley, la opinión y los instrumentos de control del Estado.
Así nos lo están contando. No sé por qué. ¿Se lo habrán contado a Felipe VI? Poco importa. No parece que lo ve. Pregunto si el jefe del Estado no debería intervenir cuando las leyes se manipulan,  los instrumentos de control no funcionan, y cuando  la que nos está cayendo amenaza con crecer ¿Lo tenemos?



No hay comentarios:

Publicar un comentario