Radio de los 60s

martes, 18 de julio de 2017

Nuestra cita cotidiana

“Magara” me llevó a Cádiz con dos objetivos: visibilizar la Ilustración gaditana frente a una historia de la literatura que ningunea la misma y cimentar la nueva cultura que requieren los nuevos poderes.
Mi intención era pasar los inviernos en una ciudad y con una gente que me seducen. Es posible hacerlo para millones de personas de mi perfil si encontramos una forma justa de alquiler invernal. Buena para unas magníficas playas desiertas en invierno, para crear empleo y para cumplir los objetivos ya indicados.
Me puse en contacto con el gobierno municipal. Me ofrecí para trabajar como voluntario para atraer y para ayudar a encontrar precios y condiciones de alojamientos justos para ambas partes. Pedía únicamente que se me proporcionara un listado de alojamientos invernales que respondieran al requisito. Sugerí un procedimiento que nos fue bien en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para facilitar el alojamiento de los estudiantes que nos llegaban a través de los programas de intercambio de estudiantes.
No es difícil: basta con elaborar unos criterios e invitar a inscribirse en la lista a los ofertantes de alojamiento que reúnan las condiciones. Todo es trasparente.
El gobierno municipal desechó mi propuesta con el argumento de que “podía generar suspicacias”. “Magara” me trajo el cáncer y mi regreso a mi tierra de adopción, Asturias.
Pasé desde principios de diciembre hasta la primavera con la casi certeza en que me había tocado a mí, tras la muerte de cáncer de próstata de mi padre y de mi hermano. Cuando el urólogo me anunció que mi cáncer tenía cura, me fui a Medina Sidonia. El adelanto en mi marcha de Cádiz había dejado pendiente mi visita a Medina Sidonia, ciudad que me atraía desde que descubrí a la duquesa Roja. Magara me llevó al Duque.
Me quedaba pendiente el objetivo relacionado con la Ilustración gaditana. Solamente tuve que recurrir al “baúl de los recuerdos” para encontrar a Isabel Carlota Saloppe y a la mejor cotilla de la corte de Luis XIV y buscar los intereses de la prole de la misma en la sucesión del último Austria en la corona española. También puedes leerlo gratuitamente: https://freeditorial.com/es/books/las-cloacas-de-la-guerra-de-sucesion-a-la-corona-espanola
No te lo voy a contar. Lo que quería contarte era lo del “magara”. https://www.letrasdeautor.com/las_cloacas_de_la_historia_carlos_ortiz_de_zarate.html es el intento de cumplimiento de los objetivos que me había fijado en Cádiz, en Medina Sidonia.
El gobierno municipal de Medina Sidonia me apoyó en mi primer viaje; me ignoró en el segundo. No se presentó en su escenario: https://www.letrasdeautor.com/las_cloacas_de_la_historia_carlos_ortiz_de_zarate.html , aunque aceptaron la venta en las reputadas cloacas de Medina Sidonia.
No me siento frustrado y tampoco asustado por las “suspicacias” Me siento orgulloso de mi obra y la prueba es que escribí https://freeditorial.com/es/books/catarsis y mantenía objetivos similares en la alicantina Playa de San Juan. Volví a “caer” en el objetivo interesar al escenario. No tiro la toalla.
Mañana acudiré más tarde a la cita. Tengo que acudir al médico a las 12,30 y no podré escribirla hasta la tarde.



Gracias a l@s 123 que visitasteis ayer: http://carlos-ortizdezarate.blogspot.com.es/
Gracias a Iris por los mimos que nos da en: http://carlos-ortizdezarate.blogspot.com.es/
Gracias a l@s 2159 que habéis descargado: https://freeditorial.com/es/books/catarsis

¡Hemos subido al puesto 8!

No hay comentarios:

Publicar un comentario