Radio de los 60s

martes, 9 de diciembre de 2014

Piropos

He puesto un comentario en un artículo de “El País” sobre la impunidad de la corrupción en España. Me ha respondido alguien que compartía mi punto de vista; el debate superaba el espacio que permite el medio y hemos intercambiado emilios. Incluyo mi primer mensaje en esta entrada, porque estoy seguro que es de tu interés.


Muchas gracias por los cumplidos, pero soy mucho menos de lo que indicas. Lucho, como buen Tauro, o Aries, que siquiera sé. Te envío la dirección de mi blog: http://carlos-ortizdezarate.blogspot.com.es/ y el enlace para acceder a una parte de mis últimos artículos:  http://www.diariosigloxxi.com/firmas/carlosortiz En adjunto encontrarás Cow boy from Brooklyn y si te gusta, te enviaré las otras tres, dos de ellas aún sin publicar.
Te agradezco mucho la confianza que pones en mí, porque yo me muevo en arenas movedizas y aún no he encontrado bases para echar cimientos. Tu comentario es como los piropos que yo trato de introducir en una villa rancia, como Villaviciosa. Tenemos que mantener la ilusión, lo aprendí en Canarias.
Cuando leas “Cow boy from Brooklyn”, piensa, por favor, en el debate que teníamos con respecto a mi comentario en “El País”; no tenía espacio para indicarte que, al mismo tiempo que luchábamos, en los 6os, cimentábamos el discurso de la arrogancia.  Reagan se incrustó. Así ocurrió en Francia, donde yo estaba; nos cargamos a  de Gaulle y reforzamos su partido. Allen de Milly es un buen ejemplo de ésa catarsis y ya ves, usa  frutos del “movimiento”; la técnica teatral, para imponer el nuevo régimen. Alain está atrapado en las redes de Reagan, es esa culpabilidad que sentimos los que fracasamos en los 60s, en los 90s…
Volvamos al piropo, es mejor. No estoy dispuesto a tirar la toalla, te lo aseguro. Escribo porque es lo único que sé hacer y aspiro a hacerlo de forma que sea capaz de llegar al perfil que pudiera estar interesado. Lo intento, pero no llego.

Bueno…, como puedes comprobar, no tiro la toalla, “poco a poco hila la vieja su copo”. Ya es mucho que alguien lea la novela en esa perspectiva. No es que pretenda imponerla, solamente quisiera encontrar lectores que pudieran compartirla, que pienso que es tu caso, muchas gracias por leerme Carlos

No hay comentarios:

Publicar un comentario