domingo, 21 de agosto de 2016

 El hecho es que concursé en Freeditorial porque buscaba lectores que me sacaran de la soledad del escritor. Me parece demente concursar por descargas gratuitas, que siquiera aseguran la lectura. Ya he indicado que estoy aprendiendo a promocionarme. Me duele la espalda, pero sigo. Si no gano alguno de los tres premios nadie me quitará lo bailado. Estoy viviendo una experiencia que me ha sacado de la soledad. He encontrado personas maravillosas. Si ganara el primer premio: 10.000 dólares USA, creo que habría un capital para aportar a un sello editorial que publicara escritura comprometida en la defensa de los Derechos sociales, conquistados con sangre, sudor y lágrimas, que nos estamos dejando quitar. También quiero ayudar para que “La casa de mi tía”, que nos da voz a tant@s no tenga que dejarse acallar por la publicidad. No está bien que el autor lo haga, pero considero que el relato denuncia cómo hemos llegado a la que nos está cayendo encima. Es minimalista y divertido. Toma 1 minuto y es gratis. A día y hora ha habido  214 descargas  1525  visitas y está en el puesto 40 Pincha si quieres leer y (o) descargar 
Con tu ayuda ganaremos y aunque no sea así, será una experiencia muy bonita. Hay que luchar y dejar de lamentarse. Yo estoy dispuesto a aportar lo que pueda para participar en la emergencia de la cultura ciudadana.