jueves, 14 de enero de 2016

Nuestra cita de los miércoles

En esta ocasión tengo un día de retraso; mis disculpas. Ya estoy en Villaviciosa y creo que saliendo de una pesadilla. No había dado detalles, pero me habían encendido todas las alarmas: una subida espectacular de PSA , un padre y hermano que murieron de cáncer de próstata y un urólogo pasota que me informa de que se impone una biopsia, que dejamos para “después de las fiestas”, aún no me han llamado. Ayer vi al urólogo en Oviedo y me dijo que no había razones de alarmas; es otra cosa, otro procedimiento, nada que ver; sobre todo, me inspira más confianza; se molestó en mirarme la próstata antes de indicarme que no había razones de alarmas.

He pasado casi un mes con esa angustia, pero, lo positivo es que he seguido produciendo y me he comido los miedos.