Radio de los 60s

sábado, 12 de diciembre de 2015

Mi artículo de hoy


La campaña está servida



No está siendo una campaña cualquiera;  desde luego;  pero no se ven grandes cambios en las previsiones de voto de los medidores de opinión,  y los tomadores de decisiones, pese a la grave situación en la que nos encontramos, siguen un” orden” que nos ha arrastrado donde estamos: un buen ejemplo nos lo ofrece la actual Cumbre sobre el Clima y otro, los recortes de derechos ciudadanos ante la crisis o ante el terrorismo.


Son algunos ejemplos y no me parece necesario mencionar la larga lista de amenazas y de arrogancias que sufrimos los votantes. Puesto que en el artículo “La calle pregunta”, publicado en este medio, me refería a Rajoy como “jurista” y de nuevo, éste me brinda un ejemplo, a huevo, mencionaré las palabras pronunciadas por él candidato con mayor esperanza de voto y con menor tasa de confianza, a propósito de los trapicheos de un embajador y de un diputado de su partido, en el ejercicio de sus funciones. Rajoy no veía algo anormal. Así lo dijo, tan ancho, en plena campaña. Poco importa que el PP haya rectificado y sometido a investigación  a los denunciados. Dada la formación del presidente en funciones y previsible ganador de las elecciones, no podemos asumir  que no era consciente de la gravedad de sus palabras; no es posible que alguien en su sano juicio vote a un presidente que acepte que embajadores o diputados cobren comisiones por conseguir contratos a empresas. Ese Estado que aparecía en las declaraciones de Rajoy, es una chapuza. Además es un arma para sus rivales, por ofrecer  prueba flagrante de la acogida del PP a la corrupción.
Yo no creo que se tratara de una metedura de pata, sino de un acto voluntario; de una presentación en sociedad. No está siendo una campaña cualquiera, no. Tampoco Rajoy es el único que “mete la pata”, los otros candidatos también lo hacen y de forma tan inexplicable como la del presidente en funciones, también hay “romances” inexplicables, ¿Inexplicables para quién?  


No hay comentarios:

Publicar un comentario