Radio de los 60s

viernes, 18 de mayo de 2018

Nuestra Cita Cotidiana




Ya ha sido publicado el artículo:
Ayer terminó la cita en una comuna imaginaria. Hoy el cielo está gris. He dormido bien y he tenido un sueño. Estaba muy bien con alguien en un gran anfiteatro. Ignoro la razón por la que me desplacé y  a mi regreso, ya no estaba la persona.
No se trataba de una pesadilla, simplemente un malestar.
No es un poco lo que pasó en ese pueblo de Colonia del Sacramento cuyo nombre nos quedamos sin conocer:




Wili Brandt

Mismo lugar, 13 de abril

Nadie ha visto a Adrian, Álvaro y Gonzalo. Tampoco estos han dado razón alguna para ausentarse, será que nuestra peculiar comuna les asustó o los temas tratados no gustan, no sé tengo curiosidad de saber el por qué de sus ausencias. Lo que queda de la comuna es la reunión en la plaza de un pueblo de Colonia de Sacramento cuyo nombre quizá nunca sabremos; si no regresan los desaparecidos quizá nunca lleguemos a existir.
Pensamos, cada un@ de las que quedamos, mientras paseamos nuestras soledades por un pueblo en entredicho. Eso sí, cada día nos encontramos, a la misma hora, en la plaza. Cumplimos, Isabel Carlota se nos ha metido y hay cada vez más gente que asiste al espectáculo que ofrecemos en su plaza.
Hoy no ha sido así; l@s asistentes han dejado de ser sombras, en boca del nuevo adherido  Marcel, un cubano..
    La leyenda de Willy Brandt como estadista política europea comenzó a forjarse en el frente de Huesca, en 1937. Inició  su plan para España desde que ostentó la representación de su partido de los Trabajadores Socialistas de Alemania  ante el gobierno legal, víctima de un golpe de Estado.
Marcel es un hombre de una setentena bien cuidada  que presume de “colchón”. No es que aluda a ello; pero se nota en sus actitud y en su simplicidad, como si estuviera diciendo “con tal de tener un techo, comida y si posible un traguito”. Trasmite eso en una intervención que engancha con el tema del debate diario previsto en la agenda de Iris.
    En 1974, el Partido Socialista había perdido la calle en beneficio de otros partidos, el Partido Comunista, por ejemplo. El entonces Canciller socialdemócrata alemán decidió, financió, formó y logró, un PSOE que tomara el poder y forjara el bipartidismo; como si dijéramos un esperpento eternamente español. Salió a la luz que los dineros invertidos por el mandamás alemán, provenían de Flick, un canalla que beneficiaba de fortuna propulsada por el trabajo de los prisioneros de Hitler. Curioso; el hijo  subvencionaba a todos los partidos del poder en Alemania. El escándalo vino de ahí, puesto que se detectó la generosidad de los subvencionados.
¿Soy yo o es Strelitzia quien llora?


¡No nos dejemos comer la merienda esta vez!


Gracias a l@s 371 que acudisteis a la cita de ayer: https://carlos-ortizdezarate.blogspot.com.es/
Gracias a Iris
Gracias a ti


No hay comentarios:

Publicar un comentario