Radio de los 60s

sábado, 2 de junio de 2018

Mi capítulo de "Caminitos II"



La respuesta está en el viento
Villaviciosa 2 de septiembre de 2017
Paseo mi soledad. No encajo en mi tierra de adopción. Me he vuelto a equivocar en mis viajes. Tampoco  he asimilado las vivencias de mis recorridos.
¿Cómo comprender que el Producto Interior Bruto de Bolivia (PIB) ocupe los lugares 95, 99 y 97, respectivamente en la “Santísima Trinidad” de listas en la materia (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y The World Factbook de la CIA),  sea muy rico en gas, Zinc, plata, biodiversidad…, y tenga un pib per cápita de 2826 US  &, puesto  125?
Hay mucho que plantearse y estoy solo.
¿A quién le importa Bolivia?
No soy capaz de explicar que se trata de un ejemplo: una contradicción como nuestra aceptación del “impuesto al sol “del ministro  Soria.
Tampoco encuentro a quien le apeteciera hablar de eso o de las mejoras en infraestructuras y en comunicaciones que está haciendo Evo Morales.
Paseo mi soledad en el feudo de El Gaitero, quien  ha convencido a su “clientela” que descienden de casas reales.
Eso es lo que parece Villaviciosa. Hay algo más lo siento y no llego.
Tengo que hacer un esfuerzo.
No es la voz de Adriana, hace muchos años que murió. Hay, sin embargo, algo que me dice: “Bolívar retomó el proyecto milenario de unidad Andina e incluyó América Latina”
Pienso, no verbalizo por no aumentar mi fama de loco; lo hubiera hecho por las ganas de vivir de Adriana, “Chaves retomó la idea y ya ves lo que pasa con Maduro.
“Ustedes, los Españoles, no comprenderán nunca a sus  Américas”.
¿Me ha tratado de “usted”? ¿Me ha gritado? ¿Es Adriana o alguna otra energía que quiere recordarme mi síndrome de “discontinúo e inacabado”? ¿Mi viaje a ninguna parte?
Me gustaría leer, una vez más “Pronto ya una sombra serás”.
No puedo hacerlo, está entre las cosas que tengo que dejar, por falta de espacio, en mis viajes a ninguna parte.
–Un buen punto para empezar
Dice ella, la que me acusó de “postureo”.
No tengo muert@s a quien atribuir esa voz. ¿Será mía?

No hay comentarios:

Publicar un comentario